PARA HACER SU CONSULTA


Le atenderé personalmente
Dr. Juan Alberto Navas Benavides
MD - CIRUJANO ESPECIALISTA

Primeros auxilios - Quemaduras


No creo que exista alguien que no haya sufrido al menos de quemaduras de piel por el sol... y no se diga por los que están cerca de una cocina, fogata, encendedores, juegos artificiales, incendios, y demás. Muchas tristes historias se cuentan sobre las quemaduras en niños y en adultos, pero que en algunos casos, podemos hacer mucho por la persona que sufre de estas, en menor o mayor grado. Veremos qué hacer y no hacer en estos caso. Acompáñenme y permítanme guiarles en este tema que podría salvar su vida y la de sus seres queridos.


El tratamiento inmediato para las quemaduras dependerá de:

1. Su profundidad,
2. El área que abarca, y
3. De su localización.

Es necesario que expliquemos la importancia y clasificación de estas características en las quemaduras. De su grado de compromiso dependerá que pueda ser tratado en casa o en un hospital, y si la vida o la función están en riesgo.

De acuerdo a su profundidad, las quemaduras se clasifican en superficiales ó grado I (número uno romano), cuando la quemadura sólo ocasiona un enrojecimiento de la piel y dolor ardoroso, y que es característico de las quemaduras por sol en la playa, y algunas con agua no muy caliente.

Las de grado II (dos romano), son las que se caracterizan por las ampollas, y que según el mecanismo de causa, pueden ser pequeñas o muy grandes en verdad. Estas son las que habitualmente se observan cuando tenemos contacto con agua caliente, aceite hirviendo, hornillas de fuego o eléctricas calientes, etc. Se pueden combinar con zonas grado I, y grado II, y su importancia estará en la extensión que abarquen. Ya veremos por qué.

Las quemaduras grado III (tres romano) son las más severas que hay, pues estas no presentan enrojecimiento o ampollas, sino un color blancuzco que denota muerte celular... que posteriormente se vuelve negro (necrótico) y es la piel muerta que luego debe ser retirada para lograr una curación adecuada. Estas son las habituales quemaduras eléctricas, en las que el efecto no se observa en la piel, sino en los órganos internos y músculos, los cuales, literalmente se fríen por calor (debido a la resistencia) provocando los daños más graves. También en aquellas donde hay exposición prolongada a fuego o superficies calientes, las cuales irremediablemente han muerto debido al calor al que han sido expuestos. Veamos un reforzamiento gráfico para que nos quede más claro.




Según el área que abarcan en la extensión de la piel, estas necesitarán un tratamiento en un hospital. Por ejemplo, una quemadura grado I en la espalda y la cara no llevará más que una descamación de piel en 3 ó 4 días, por lo que no ameritará más que cremas humectantes para su tratamiento.

En cambio, las quemaduras grado II, que son las que presentan ampollas (se conocen médicamente como bulas), pueden abarcar áreas extensas, y su profundidad llega más allá de la piel, a la dermis (que es la capa que está inmedatamente abajo de la piel que vemos y tocamos). Si alguna vez se han quitado una uña con los dientes, y sienten un ardor cuando parte del pellejo se viene con ella, y ven algo más rosadito que la piel, esa es la dermis. La epidermis es la piel que está en contacto con el ambiente, que podemos tocar y que nos protege en mayor o menor grado de lesiones.




En la gráfica arriba vemos los porcentajes de área que pueden ser comprometidos, y su importancia radica en que a más área comprometida, más peligro de la vida hay. Como médico, estos datos nos son de ayuda para un tratamiento de líquidos a reponer en un paciente quemado, para usted, que no es médico, puede calcular el área, sabiendo que arriba de un 5% debe ser evaluado por un médico.

Casos especiales en los que no debe de dudar llevar al paciente a una unidad de emergencia:

1. Quemaduras en la cara, ya sea con flama, vapor caliente o sustancias químicas. El compromiso de los ojos es una emergencia oftalmológica (especialidad que se dedica al tratamiento de todo problema en los ojos).
2. Cuando haya quemadura de las vellocidades internas de la nariz (bibrisas). Si se han chamuscado, quiere decir que el calor inhalado pudo quemar la mucosa respiratoria (tejido que recubre por dentro la vía respiratoria), y provocar una inflamación que obstruya la respiración, y con riesgo de muerte por asfixia.
3. Quemaduras en cuello.
4. Quemaduras en las palmas de las manos.
5. Quemaduras en las plantas de los pies.
6. Quemaduras por electricidad, sean de alto (mayor de 11,000 voltios) o bajo (menos de 11,000 voltios) voltaje. Si hay quemadura o choque eléctrico, puede haber daño muscular o de el corazón.

Hay otro tipo de quemaduras en áreas de el cuerpo que debo mencionar antes de ir a su atención en primeros auxilio:

1. Quemaduras por químicos. Sustancias como ácido clorhídrico, soda cáustica, ácido sulfúrico y otros corrosivos pueden provocar quemaduras grado II, afectar incluso los ojos.
2. Quemaduras por radiación. Más rara, pero que se comportan como las solares o las de flama.
3. Quemaduras por fricción. Las provocadas por rosaduras, como cuando tienes algo en el cuello como una cuerda, calcetín, bufanda, cinturón o corbata directamente en contacto con la piel, la halan con fuerza y despelleja (epidermis) hasta dejar la piel viva (dermis).

Veamos entonces qué podemos hacer cuando nos enfrentamos cara a cara con un evento como este, cualquiera que sea su grado. Hay formas de prevenir todo tipo de quemaduras, pero el caso es que no podremos evitar siempre que se den, así que me enfocaré en sus primeros auxilios para saber qué hacer si se da.

QUEMADURAS GRADO I .

1. Aplicar crema humectante de la misma que se usa para manos y cara. Hay una en el mercado que en mi país se conoce como "crema fría" (Cold Cream), que cumple su función muy adecuadamente. Aplicar esta una o dos veces al día hasta que desaparezca el dolor y la sensación ardorosa.

2. Si no se cuenta con la crema fría, se puede colocar una tela o toalla que cubra el área en cuestión, y aplicar agua fría o a temperatura ambiente. Esto hará que la inflamación disminuya y no pierda agua la piel, pues el dolor y ardor son consecuencia de la deshidratación local de la piel por el calor.

3. Si al extremo no hay nada, sólo agua, pues lo recomendable es mantener la piel lo más húmeda posible para que mejore el ardor y la inflamación. Algunas veces, el uso de aceite o "margarina" puede ayudar a mantener una capa que evite la pérdida de líquidos y deshidratación de la piel, aliviando un poco el ardor.

4. Por favor, no se aplique gasolina, pasta de dientes, orina, miel, u otras sustancias que no traerán un beneficio comprobado en este tipo de quemaduras... se lo agradecerán en gran manera.

QUEMADURAS GRADO II.

1. Si usted presencia la quemadura, introduzca inmendiatamente los brazos o piernas en agua a temperatura ambiente o un poco fría, o cúbrala con crema fría o picrato de butesín (crema para quemadas más popular). De ser cara, tórax (zona del pecho), abdomen, espalda, hombros o muslos, cubra con mantas o toallas húmedas. De preferencia tela lisa para que no se peguen a la piel y no sangre al retirarlas, y esté mojándolas regularmente para que refresque y disminuya el dolor mientras se dirige a una unidad de emergencia.

2. ¿Qué hacer con las bulas ó ampollas? Muchos piensan que estas no se deberían tocar, pero lo recomendable es extraer el líquido que se ha acumulado en ellas, no digo que les quiten la cubierta de ampollas, sino pincharlas con una aguja y extraer su contenido, a modo que la piel que se elevó como ampolla, vuelva a tener contacto con la piel, cumpliendo su función protectora, disminuyendo el dolor y el acúmulo de más liquido.

3. Cuando la extensión es menor del 5% y no afecta cara, cuello, cuero cabelludo, áreas de flexión, palmas de manos o plantas de pié, se pueden tratar en casa sí, y sólo si no es posible acudir inmediatamente a una unidad de emergencia.

4. No aplique nada que no conozca que sea de ayuda para la persona que ha sufrido una quemadura grado II. Puede, si el dolor es mucho, y si hay alguien entrenado para ello, colocar 75 mg de Diclofenac IM para ayudar con el dolor, y si es niño, y puede ingerir, un miligramo por kilo de peso vía oral, hasta los 40 Kg, luego de eso se puede aplicar la dosis plena.

QUEMADURAS GRADO III.

1. Todo paciente que sufre quemadura eléctrica se designa como quemadura grado III, y debe ser llevado inmediatamente a una unidad de emergencia sin pérdida de tiempo.

2. En el traslado, cubrir con mantas húmedas a temperatura ambiente o tibias, para evitar la baja de temperatura. Sólo presentará dolor en las áreas grado II y I, las III están anestesiadas por la quemadura de los nervios.

Bueno, esto es lo que necesitaría que supieran inicialmente para poder saber qué hacer durante un evento de quemadura. Seguiremos en la siguiente entrega con las heridas. Hasta la siguiente, y si alguna duda, por favor en los comentarios, y los contestaré a la brevedad posible. Gracias por sus visitas y recomendar a otros esta web de ayuda para todos.
PARA HACER SU CONSULTA


Le atenderé personalmente
Dr. Juan Alberto Navas Benavides
MD - CIRUJANO ESPECIALISTA